Consejos -I-

  • El marisco vivo debe cocerse introduciéndolo en agua fría con sal y llevándola con fuego vivo a ebullición para evitar que se desprendan las patas. El marisco muerto o congelado debe cocerse en agua hirviendo con sal.
  • Una vez cocido es conveniente enfriarlo rápidamente, sumergiéndolo en abundante agua fría (incluso con hielo).
  • La cantidad de sal depende del gusto particular. Se suele recomendar unos 50 gr. de sal gorda por litro de agua.
  • Después de cocerse y enfriarse, es conveniente dejar reposar al menos una hora el marisco antes de consumirse para que tome el punto de sal y resulte más sabroso.
  • Podemos poner algo de laurel en el agua siempre que nos guste su sabor, pero con moderación, para que no llegue a enmascarar el sabor del marisco. _____ Siguiente ....:

| Inicio | Puertollano | Recetas de marisco | Enlaces |